Aerosoles COVID-19 transmisión aérea SARS-CoV-2

Aerosoles COVID-19 transmisión aérea SARS-CoV-2

Descargar    |   iVoox   |  Apple Podcast   |   Spotify  |   Spreaker |   YoutubeGoogle Podcast   |  Lecton  |   Subscripción  |   RSS

Escucha”EP23. Aerosoles y COVID-19: la transmisión aérea del SARS-CoV-2.” en Spreaker.

Hoy os traigo un híbrido. Es una entrada normal de mi web, que podéis leer abajo, y que además podéis escucharlo en formato podcast, ya que Aerosoles y COVID-19: la transmisión aérea del SARS-CoV-2  es el episodio 23 de Más que urgencias y emergencias. Y con él, cerramos la segunda temporada. Os cuento que hay un grupo de casi 250 científicos que afirman que hay evidencia científica abrumadora de que el SARS-CoV-2 se transmite por el aire. Algunos países, la OMS y la CDC siguen sin reconocerlo. El hecho de que las partículas mayores de 5 micrómetros permanezcan suspendidas en el aire cuando nos creíamos que no lo hacían, hace que los interiores sin ventilación sean un caldo de cultivo de contagios. Tendremos que ser nosotros mismos y nosotras mismas las que nos cuidemos, así que ventilad, ventilad y ventilad, poneros la mascarilla también en entornos cerrados y vigilad que esa mascarilla realice un ajuste facial perfecto. ¡¡Dale al play y comparte!! Y si quieres, puedes invitarme a un café aquí:

¿Quieres recibir en tu correo las novedades de mi web?
Haz Clic aquí y suscríbete a mi Boletín Mensual

#Aerosoles y #COVID-19: la transmisión aérea del #SARS-CoV-2. Te lo dejo en formato post y en formato #podcast. ¡No hay excusa para no enterarse! Clic para tuitear

CONTENIDO

Aerosoles y COVID-19: la transmisión aérea del SARS-CoV-2

En 1347 se extendió la Peste Negra porque no se conocía la ruta de transmisión. En 2020, el SARS-CoV-2 se expande porque las autoridades NO quieren reconocer la ruta de transmisión.

Y es que hasta yo misma, hasta hace poco, he negado la transmisión aérea del SARS-COV-2 por vía aérea, con la idea de que estaríamos todos muertos. Pero es que transmisibilidad no tiene nada que ver con la virulencia y la letalidad del virus. Es solo eso, transmisibilidad. La vía de contagio no varía la mortalidad si se toman las medidas correctas.

En este episodio os voy a contar que la teoría de la transmisibilidad del virus por aerosoles cada vez cobra más fuerza. Enrique Dans en la entrada de su web llamada La pandemia y la gestión de fenómenos dinámicos nos dice que una pandemia es dinámica. No vale de nada escribir y cincelar en piedra unos protocolos y recomendaciones porque van a ir cambiando. Y hemos visto que han cambiado hasta la saciedad en plena explosión, pero se han quedado estancados ahí.

Yo sólo os digo una cosa que quiero que tengáis clara antes de desarrollar este tema más, y ya que el gobierno no lo va a hacer: el SARS-CoV-2, virus causante de la COVID-19, se transmite por aire y tiene mucha afinidad por los interiores.

El SARS-CoV-2, virus causante de la COVID-19, se transmite por aire y tiene mucha afinidad por los interiores. Léelo aquí o escúchalo en formato #podcast Clic para tuitear

Cuando os preguntéis qué pasa en España, yo os contesto: llevamos la mascarilla solo en la calle, nos la quitamos en interiores y cuando la llevamos, la llevamos mal puesta. Así que cuidado, que llega el invierno y es donde aprovechamos a quitarnos la mascarilla, en interiores, y es donde más deberíamos llevarla. Y por favor, ajustaros bien la mascarilla a la cara. El ajuste es fundamental. De nada sirve que nos obliguen a llevar mascarilla en la calle si nos la quitamos en interiores, y si hay un centímetro entre la cara y la mascarilla y se nos cae continuamente. Es casi más importante el ajuste facial que el tipo de mascarilla que llevemos.

Mientras que el gobierno Inglés ha actualizado sus guías destacando el problema de los aerosoles “en espacios interiores mal ventilados” y en Alemania unen la ventilación a las tres medidas básicas de distancia, lavado de manos y mascarillas; en España, seguimos haciendo caso omiso a esto.

Cartel informativo de Alemania con la regla de la AHAL

Cartel informativo de Alemania con la regla de la AHA complementadas con la C (Aplicación Corona Warn) y L (Ventilación). Fuente: Robert Koch Institut. Agradecimiento a Pablo Fuente por ayudarme a encontrarla

Aquí en España hacemos caso omiso a esto porque se lleva más cerrar parques y abrir bares. Pero sin meternos en política, tenemos que analizar lo que dice la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos. Y lo que afirman es que el virus se transmite por 2 rutas de transmisión: las gotas emitidas al respirar y al hablar, toser y estornudar (mayores de 5 micrómetros) y por contacto de superficies contaminadas por esas gotas al caer.

Sí que es cierto que en julio la OMS introdujo a los aerosoles como vía de transmisión, pero lo hizo en contextos y procedimientos sanitarios muy concretos. Posteriormente, el 18 de septiembre de 2020 los CDC de EE. UU. actualizaron sus guías para reconocer que el SARS-CoV-2 puede transmitirse por aerosoles. Pero este cambio fue retirado el día 23, cinco días después, y hoy ya no se menciona este tipo de transmisión. Lo que nos dijeron es que había sido “publicado por error” en el sitio web de la agencia.

Estos cambios, movimientos y retracciones se deberían de basar en la evidencia científica, pero hay 3 cosas que pasan o están pasando, que influyen o intenta influir en la opinión oficial de la OMS y los CDC:

  1. Hay mucha evidencia de la transmisión por aerosoles y hay un grupo de  casi 250 científicos, podríamos decir, dando guerra a estos organismos para que actualicen la evidencia y los protocolos.
  2. El mismo grupo de científicos afirma que llevamos décadas midiendo mal las partículas y teniendo en cuenta que las gotas grandes tienen un tamaño y un comportamiento que es erróneo.
  3. Asumir y dejar por escrito la transmisión aérea del COVID conlleva ciertas historias, podríamos decir, económicas y de pánico social que quizás no interesen.

En julio, este grupo de más de 200 científicos y expertos en aerosoles lanzaron una carta abierta a la comunidad científica haciendo un llamamiento para abordar la transmisión aérea del virus. Y recientemente en octubre se ha publicado otra carta en la prestigiosa revista Science firmada por estos expertos. En estas cartas solicitan que se tenga en cuenta esta vía, además de las anteriores y que lo hacen para mejorar las recomendaciones que se emiten y poder salvar más vidas. Más adelante os las enlazo y os resumo las cartas.

José Luis Jiménez, el químico que nos explica en español que la COVID-19 se transmite por el aire

El representante español, por así decirlo, de este grupo de científicos se llama José Luis Jimenez. El doctor Jiménez es profesor de química en la universidad de Colorado, es experto en aerosoles, y uno de los científicos más citados en el mundo en los últimos diez años. No os cuento más porque luego él mismo se va a presentar. Por cierto, es uno de los autores de un documento colaborativo que se actualiza constantemente que se llama Preguntas frecuentes sobre los aerosoles que os recomiendo encarecidamente que visitéis, con un buen café y paladeando cada gota de evidencia.

Ha sido por el doctor Jiménez por el que yo tenía conocimiento de todo esto de los aerosoles antes de que, afortunadamente, llevemos 15 días viendo el tema hasta en los medios de comunicación nacionales (os recuerdo que os hablo desde España). A José Luis lo descubrí en Radio el Respeto, el canal de Youtube de Pablo Fuente, un señor que sin ser médico ni nada relacionado con la salud, ha conseguido brindar a sus espectadores y a la sociedad española de información con la máxima coherencia y evidencia durante toda la pandemia. Si Pablo Fuente hubiera sido el Fernando Simón de España, esto se habría acabado muy rápido.

Y no, no habla a posteriori, la gracia de Fuente es que fue uno de los que nos avisó en febrero sobre lo que se nos venía encima con esta pandemia. Y en mayo, ya estaba hablando e informando sobre los aerosoles. Pero además, hace honor a su apellido y las fuentes de las que nutre su información son absolutamente increíbles, fiables y válidas. Como todos, tendrá sus detractores y ha tenido sus problemas al pronunciarse cada día en redes sociales. Pero ya sabemos que ser del equipo excelencia y luchar contra la inmesurable mediocridad que nos rodea, no es nada fácil. Pablo publicó en Radio El Respeto una entrevista a José Luis Jiménez, y a partir de ahí el Dr. Jiménez ha sido entrevistado en varios medios españoles. Como siempre tarde, pero si tenemos que resumir esta pandemia con una palabra, para mí sería esa: TARDE.

Bueno, vuelvo a José Luis, que le he escrito y me ha permitido usar el audio de uno de sus vídeos de youtube en el que se presenta, explica las gotas, aerosoles y medios de transmisión y lo hace en cinco minutos.  Os lo dejo aquí debajo y luego analizamos un poco más en profundidad lo que dice.

La cartas que intentan cambiar el mundo

Lo que habéis visto que dice el doctor Jiménez es lo que defiende este grupo de científicos. Como os dije antes, han escrito un par de cartas. La primera es de Lidia Morawska y Donald Milton publicada en julio y llamada “Es hora de abordar la transmisión aérea de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19)“. Esta carta supone una crítica a la concepción actual que tenemos de los aerosoles. Y hacen un llamamiento, que suena casi desesperado, a los organismos internacionales y los intentan convencer de su teoría para que den pautas correctas a la población. Nos dicen que su medida es la ventilación y que se puede sumar perfectamente a las otras medidas que ya conocemos como la mascarilla, la distancia física y el lavado de manos. Nos dicen bien claro que todo es complementario y que la cuestión es salvar más vidas.

El queso suizo de la defensa de los virus respiratorios

El queso suizo de la defensa de los virus respiratorios. Infografía de Ian M Mackay. Cada intervención tiene sus imperfecciones pero “todas las capas” mejoran el éxito.

En esa carta decían lo siguiente:

Hacemos un llamamiento a la comunidad médica y a los organismos nacionales e internacionales pertinentes para que reconozcan el potencial de propagación por el aire de la enfermedad COVID-19. Existe un potencial significativo de exposición por inhalación a virus en gotitas respiratorias microscópicas (microgotas) a distancias cortas y medianas (hasta varios metros) y estamos abogando por el uso de medidas preventivas para mitigar esta ruta de transmisión aérea.

Los estudios realizados por los firmantes y otros científicos han demostrado, más allá de toda duda razonable, que los virus se liberan durante la exhalación, el habla y la tos en microgotas lo suficientemente pequeñas como para permanecer en el aire y representar un riesgo de exposición a distancias superiores a 1 o 2 m de una persona infectada.

El lavado de manos y el distanciamiento social son apropiados pero, en nuestra opinión, insuficientes para brindar protección contra las microgotas respiratorias portadoras de virus liberadas al aire por personas infectadas. Este problema es especialmente agudo en ambientes cerrados o interiores, particularmente aquellos que están hacinados y tienen ventilación inadecuada. El mecanismo de transmisión aérea opera en paralelo con la teoría de gotitas y fómites que ahora son la base de la guía. Por lo que debemos abordar todas las vías potencialmente importantes para frenar la propagación del COVID-19.

Aportan una serie de estudios de brotes de supercontagios en restaurantes, coro, autobuses y oficinas en los que han podido comprobar que la vía de transmisión aérea ha sido más importante en estos casos que el de las gotas y superficies). Adjunto un enlace de el diario El País en el que analizan algunas de estos casos. Y sigo con la carta:

Las medidas que deben tomarse para mitigar el riesgo de transmisión aérea incluyen:

  • Proporcione una ventilación suficiente y eficaz (suministre aire exterior limpio, minimice la recirculación del aire), especialmente en edificios públicos, entornos laborales, escuelas, hospitales y residencias de ancianos.
  • Complemente la ventilación general con controles de infecciones transmitidas por el aire, filtración de aire de alta eficiencia y luces ultravioleta germicidas.
  • Evite el hacinamiento, especialmente en el transporte público y los edificios públicos.

Estas medidas son prácticas y, a menudo, se pueden implementar fácilmente; muchos no son costosos. Por ejemplo, pasos simples como abrir puertas y ventanas pueden aumentar drásticamente las tasas de flujo de aire en muchos edificios. Para controlar la pandemia, en espera de la disponibilidad de una vacuna, se deben interrumpir todas las vías de transmisión porque las personas pueden pensar que están completamente protegidas al adherirse a las actuales recomendaciones, pero de hecho, se necesitan intervenciones adicionales en el aire para reducir aún más el riesgo de infección y salvar vidas.

Posteriormente, el 5 de octubre, publican una carta en la revista Science llamada Transmisión aérea de SARS-CoV-2 en la que afirman:
Airborne transmission of SARS-CoV-2

Existen pruebas abrumadoras de que la inhalación del SARS-CoV-2 representa una importante vía de transmisión de la COVID-19. Existe una necesidad urgente de unificar los debates sobre los modos de transmisión del virus en todas las disciplinas a fin de garantizar las estrategias de control más eficaces y proporcionar una orientación clara y coherente al público. Para ello, debemos aclarar la terminología para distinguir entre aerosoles y gotitas utilizando un umbral de tamaño de 100 μm, no el histórico 5 μm. Este tamaño separa más eficazmente su comportamiento aerodinámico, la capacidad de ser inhalado y la eficacia de las intervenciones. Los virus en gotitas (más grandes que 100 μm) típicamente caen al suelo en segundos a 2 m de la fuente y pueden ser proyectados como pequeñas balas de cañón sobre los individuos cercanos. Debido a su limitado alcance de desplazamiento, el distanciamiento físico reduce la exposición a estas gotitas.

Sin embargo, los virus en aerosoles (menores de 100 μm) pueden permanecer suspendidos en el aire durante muchos segundos u horas, como el humo, y ser inhalados. Están altamente concentrados cerca de una persona infectada, por lo que pueden infectar más fácilmente a las personas que están cerca. Pero los aerosoles que contienen virus infecciosos también pueden viajar más de 2 m y acumularse en el aire interior mal ventilado, lo que conduce a eventos de supercontagio. Los individuos con COVID-19, muchos de los cuales no tienen síntomas, liberan miles de aerosoles cargados de virus y muchas menos gotitas al respirar y hablar. Por lo tanto, es mucho más probable que uno inhale aerosoles a que sea alcanzado por una gota. Y, por lo tanto, el equilibrio de la atención debe cambiarse a la protección contra la transmisión aérea.

Además de las directrices existentes sobre el uso de mascarillas, el distanciamiento social y los esfuerzos de higiene, instamos a los funcionarios de salud pública a que añadan una orientación clara sobre la importancia de trasladar las actividades al exterior, mejorar el aire interior utilizando la ventilación y la filtración, y mejorar la protección de los trabajadores de alto riesgo.

La transmisión por gotas mayores de 5 micrómetros: un error desde hace décadas

Ha sido esta última publicación la que parece que ha tenido más fuerza, la que parece que está haciendo a mucha gente despertar y creerse todo esto.

Este conjunto de científicos nos dicen que las razones de la resistencia de asumir la transmisión aérea por parte de la OMS y de la CDC tienen sus raíces en un error de la historia: el error de la medida y el comportamiento de las gotas y partículas.

Nos explican que desde hace más de 3 décadas los documentos definen los aerosoles como más pequeños que 5 μm y las gotas balísticas como más grandes que ese tamaño. Pero sabemos que no es correcto.

Tiempo que tardan las partículas en caer al suelo

Tiempo que tardan las partículas en caer al suelo. Fuente: CDC –  Presentación Aerosol 101.

El Dr. Anthony Fauci reconoció este error  el 10 de septiembre de 2020 , afirmando (fuente: Preguntas frecuentes de aerosoles):

“Los físicos de aerosoles que se han acercado a nosotros ahora nos han dicho que realmente nos hemos equivocado durante muchos años y que las partículas de más de 5 micrones aún permanecen en el aire mucho más tiempo de lo que pensábamos, cuando lo que solíamos decir empíricamente  es que las partículas de más de 5 micrones caen al suelo, y las menores de 5 micrones podían ser aerosolizadas. Ahora sabemos que este no es el caso”.

¿Y quién es este Dr Anthony Fauci? Es reconocido como uno de los principales expertos mundiales en enfermedades infecciosa, ha sido director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de EEUU desde 1984. Desde enero de 2020, ha sido uno de los principales miembros del Grupo de Trabajo sobre el Coronavirus de la Casa Blanca.

Aerosoles COVID-19 transmisión aérea SARS-CoV-2

¿Y ahora qué hacemos con estos datos sobre los aerosoles?

El resumen de todo esto es que los aerosoles pueden permanecer en el aire desde minutos hasta varias horas, acumulándose en condiciones de mala ventilación y, por lo tanto, causar contagio a más de dos metros de distancia.

Por tanto, los especialistas nos dicen que en este contexto debe hacerse una urgente revisión de las medidas de prevención que se recomiendan para cada tipo de actividad, especialmente las que se refieren a ambientes cerrados. Y tal y como nos lo explica José Luis Jiménez, la mejor manera de entender esto es con la analogía del humo:

“La idea más sencilla es pensar que todo el mundo está exhalando humo. Si estamos en un sitio abierto, ese humo con virus se disipa, pero si estamos en un sitio cerrado se va a ir acumulando, sobre todo sin ventilación”.

Ya he comentado que en otros países ya están tomando medidas, que algunos expertos están apoyando las ideas de estos científicos. ¿Y en España? Pues como dije antes, seguimos cerrando parques y abriendo bares. Simón sigue sin admitir esta vía porque en España seguimos muy al pie de la letra lo que dice la OMS. Por lo tanto, nadie da directrices para controlar los aerosoles, pero es que ni siquiera nadie ha tenido la más mínima duda en plantearlo.

De hecho los niños están en los colegios bajo unas condiciones en las que en otros países se llevan las manos a la cabeza. Abrir las ventanas cinco minutos NO es ventilar y está hasta recogido en el protocolo llamado Recomendaciones de operación y mantenimiento de los sistemas de climatización y ventilación de edificios y locales para la prevención de la propagación del SARS-CoV-2 del Gobierno de España. En este documento nos dicen que es necesario que el aporte de aire exterior sea siempre el máximo que permita el edificio. El parámetro más importante es la renovación de aire por ocupante. Y como valor recomendado y ante la incertidumbre de un valor fijo, se recomienda un mínimo de 12,5 l/segundo.

También nos dicen que hay que aumentar la ventilación natural. Nos dicen textualmente que: “Si el edificio en origen no dispone de sistemas de ventilación mecánica, es recomendable la apertura de ventanas accesibles. Aunque pueda generar cierto disconfort por las corrientes de aire, o sensación térmica, el beneficio de la renovación de aire por ventilación cruzada está demostrado para bajar las tasas de contaminantes de las estancias. Incluso en edificios con ventilación mecánica es recomendable realizar una ventilación regular con ventanas”.

Cada vez que alguien propone dar las clases con las ventanas abiertas o en el exterior, en Twitter sale mucha agente diciendo que en Soria hace mucho frío y que pobrecitos niños. Pues solo quiero deciros, para que lo sepáis, que en otros países en los que hace mucho frío se están dando las clases en exteriores. Y que esto no es nuevo, ya en Nueva York hace 100 años, por un brote de Tuberculosis se daba clase fuera o con las ventanas abiertas, todos estaban con mantas, y parece ser que todos entendían que es lo que había que hacer. Probáblemente se lo habían o han explicado bien. No como a nosotros.

Escuela Horizons en Boulder, Colorado

Escuela Horizons en Boulder, Colorado. Fotografía de @Jljcolorado extraída de su siguiente tuit.

Nueva York hace 100 años con la tuberculosis, escuelas al aire libre

Escuelas al aire libre en Nueva York hace 100 años con la tuberculosis. Fotografía extraída del siguiente tuit de @ngbpadel2.

Para terminar de hablar de España y sin entrar más en esta polémica, que ya sabemos que el tema de los niños y los colegios es peligroso, sí que me gustaría citar textualmente Pablo Fuente, que en una entrevista dada recientemente afirma que:

En España, tenemos la ley 33/2011 General de Salud Pública que, en los artículos 3 y 27, nos habla del principio de precaución. La falta de confirmación del carácter de un riesgo, no sólo no impide si no que obliga a las autoridades a adoptar las medidas de prevención necesarias como si dicho riesgo estuviera confirmado.

Ahí lo dejo…

Filtros HEPA y medidores de CO2

Como veis, no os he hablado nada de los medidores de CO2 ni de los filtros HEPA, porque parece que cuando hablas de aerosoles lo que quieres es vender filtros HEPA y salen los de los “chis” y los terraplanistas diciéndote que te llevas algo por detrás de dinero. Nada más lejos de la realidad.

Para el tema de filtros HEPA mejor os enlazo una carpeta de Pablo Fuente en el que tenéis todo: qué son, cómo calcular cual comprar dependiendo de los metros cuadrados, una calculadora, etc. Cuidado si compráis alguno, que aquí saca tajada todo el mundo y no vayáis a comprar algo que no vale para nada, como nos pasó a todos con las mascarillas al principio. Y, como también nos pasó al principio con las mascarillas también, no hace falta que los filtros HEPA tengan carbón activado.

Si tenéis dudas de si esto de la ventilación, y los filtros HEPA es una idea loca de las dos personas que llevo mencionando todo el rato, os dejo un enlace en el que también nos lo corrobora Paulino Pastor, otro experto en calidad del aire en interiores.

Respecto al tema de los medidores de CO2 os cuento que es un aparato que como su propio nombre indica, mide los niveles de CO2 en interiores. El CO2 no debe superar las 800 ppm en espacios cerrados. Cuando se supera esa cifra, tengamos filtro HEPA o no, deberíamos ventilar.

Como os decía antes, en Alemania nos dan mil vueltas con este tema:

¿Por qué no se acepta la transmisión del SARS-CoV-2 por aerosoles?

Si has llegado hasta aquí y no te has parado a pensar por qué ni la OMS, ni la CDC ni en España hacemos caso de la transmisión por vía aérea del SARS-CoV-2 mediante aerosoles, yo te lo explico.

Según el artículo El coronavirus no tiene alas pero a veces vuela de Theconversation.com, esto puede tener un enorme impacto social y económico. Primero porque la gente querría (o se debería) dar el salto a las mascarillas FFP2 o FFP3, las que tienen alta capacidad de filtración de aerosoles. Esto sería difícil en los países desarrollados y casi imposible en el resto del mundo. Quizás sembraría el pánico sin buenas alternativas de protección.

Por otro lado, deberíamos revisar los sistemas de aire acondicionado. No solo los del transporte de personas (autobuses, trenes, metros, aviones), sino también los de centros comerciales y empresas. Estos sistemas no siempre serían adaptables al uso de filtros de alta eficiencia, dispositivos germicidas u otras tecnologías de control del ambiente. Además, también deberíamos emprender reformas estructurales en muchos edificios de uso público para garantizar una ventilación suficiente.

Está claro que como dicen en mi país: “La pela es la pela” y parece que la pela tiene más valor que la vida de miles de personas y que las secuelas físicas que esto va a acarrear.

Actualizaciones

España reconoce la transmisión por aerosoles el 22 de octubre

NOTA: Esta entrada es la transcripción del episodio del podcast. Este apartado de actualización, por escribirse posteriormente a la publicación del audio, no está contenido en el mismo. Pero me parece interesante que quede recogido por escrito.

España ha reconocido la transmisión por aerosoles en el documento llamado: Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19.

Los estudios epidemiológicos sobre el comportamiento de la enfermedad indican que la mayoría de las infecciones se producen principalmente por contacto cercano y exposiciones prolongadas a las gotas respiratorias que contienen el virus, así como por la inhalación de aerosoles con partículas virales en suspensión y el contacto directo o indirecto con secreciones respiratorias infectadas . La transmisión se ve favorecida en lugares cerrados, mal ventilados, con afluencia de muchas personas y donde no se observen las medidas de distanciamiento e higiene y prevención durante todo el tiempo, situación ésta en la que se ha demostrado que la probabilidad de contagio es muy superior a la que se produce de los espacios abiertos y bien ventilados.

Según los datos disponibles en España sobre los principales ámbitos de transmisión de los brotes, casi una tercera parte de éstos se producen en el ámbito social, sobre todo en reuniones de familiares y amigos no convivientes , y en menor medida, en el ámbito laboral, principalmente en lugares cerrados, como puede ser en domicilios o espacios interiores, en muchos casos mal ventilados, donde se habla en voz alta, se canta y no se hace buen uso de la mascarilla o se realizan actividades donde es incompatible su uso continuo, como comer, beber o hacer actividad física…

Imagen

Documentos del CSIC de ventilación en las aulas

El CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), junto con el Ministerio de Ciencia e Investigación del Gobierno de España han publicado la Guía de ventilación en las aulas (que puedes descargar aquí) y un documento anexo a dicha guía (que puedes descargar aquí).

Nos proponen el siguiente algoritmo de actuación:

PUNTOS CLAVE de Aerosoles Y COVID-19: transmisión aérea SARS-CoV-2

Hay evidencia abrumadora de que el SARS-CoV-2 se transmite por el aire. Ya que nuestros representantes políticos y organizaciones sanitarias no lo admiten, tendremos que ser las personas normales las que tomemos las medidas. A la distancia social, lavado de manos y uso de mascarilla hay que sumarle la ventilación (estas medidas suplementarias no luchan entre sí).

Aceptar este hecho no tiene que hacer que cunda el pánico y empezar a comprarnos FFP2 y FFP3. Lo que tenemos que hacer es añadir la ventilación a nuestra vida normal y cambiar algunos hábitos sobre el uso de las mascarillas:

  • Debemos usar mascarillas HOMOLOGADAS y que hagan un ajuste facial perfecto.
  • Debemos utilizar las mascarillas en entornos de interiores, donde está claro que se producen los super contagios debido a la concentración de los aerosoles (recordad la analogía del humo).

CRÉDITOS DEL PODCAST Aerosoles COVID-19 transmisión aérea SARS-CoV-2

Música y efectos:

Software

Audacity / Evernote /  Canva /

Hardware

  • Grabadora digital Zoom H1 N + Pop filter espuma + mini trípode.
  • Auriculares Superlux HD668B.
Aerosoles COVID-19 transmisión aérea SARS-CoV-2
Aerosoles COVID-19 transmisión aérea SARS-CoV-2

Si quieres consultar información fiable sobre #COVID19, te invito a visitar:

Post Repositorio de respositorios de COVID19.

Post Coronavirus: mascarillas y evidencia científica .

Episodio 20: Mascarillas, todo lo que debes saber.

Última actualización: 28/10/2020.
Autoría del post: Elena Plaza Moreno, Enfermera docente 👩‍🏫 y gestora.
 Creo contenido de salud basado en evidencia

Publicado por Elena Plaza Moreno - Urgencias y Emergencias

7 comentarios

Pilar Suárez

Brutal Elena!!! Sin entrar en conflictos políticos o de intereses, no se trata de “donde digo digo, digo Diego” sino como bien has dicho de dinamismo y es que así es la ciencia, siempre en continuo aprendizaje.
Enhorabuena por el post/podcast engancha de principio o fin!!!

Muchísimas gracias Pilar. Ya sabe, comparta para que todo el mundo pueda protegerse mejor. Un saludo y muchísimas gracias por el feedback y su comentario

Increíble trabajo. Muchas gracias.

Elena Plaza Moreno – Urgencias y Emergencias

Gracias a usted por el comentario. Un saludo

Excelente Post, un abrazo desde Costa Rica

Me gusta lo que dices y cómo lo dices. Eres contundente y clara. Me gusta esa forma de comunicar, con claridad.
Gracias

Enhorabuena!. Gracias por tu esfuerzo.

Deja una respuesta