Recomendaciones en RCP sobre COVID19

REcomendaciones en resucitación cardiopulmonar sobre COVID-19. 

Os dejo con las recomendaciones sobre RCP para paciente con COVID19 de los diferentes organismos internacionales: AHA, ERC, ILCOR, Consejo de Resucitación del Reino Unido, SEMICYUC – Plan Nacional de RCP, etc. Y algún recurso más para realizar la reanimación cardiopulmonar en pacientes con COVID19.

Última actualización: 15 de junio de 2020. RECOMENDACIONES SOBRE REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR EN PACIENTES CON SOSPECHA O INFECCIÓN CONFIRMADA POR
SARS-CoV-2 (COVID-19) DEL PLAN NACIONAL DE RCP (SEMICYUC).

CONTENIDO

¿Quieres recibir en tu correo las novedades de mi web?
Haz Clic aquí y suscríbete a mi Boletín Mensual

Plan Nacional de RCP – SEMICYUC: recomendaciones sobre RCP en pacientes con sospecha o infección corfirmada con SARS-CoV-2 (COVID19)

Podéis descargaros el documento completo aquí. Y el resumen ejecutivo aquí (Rodríguez Yago MA, et al. Recomendaciones sobre reanimación cardiopulmonar en pacientes con sospecha o infección confirmada por SARS-CoV-2 (COVID-19). Resumen ejecutivo. Med Intensiva. 2020. https://doi.org/10.1016/j.medin.2020.05.004)

ERC: guías sobre el COVID19 + Curso + algoritmos

La European Resuscitation Council ha publicado las recomendaciones sobre RCP tanto básica como avanzada para adultos, pediatría y neonatos, primeros auxilios y aspectos éticos. Se pueden ver y descargar EN INGLÉS aquí.

Y en español aquí:

Guías COVID19 de RCP de la ERC

También han sacado curso sobre RCP durante la pandemia de #COVID19 (español, inglés, francés y holandés): https://cosy.erc.edu/covid-19-course/

Además, nos dijeron en un comunicado reciente que las recomendaciones de RCP normales que se publicarían en octubre del 2020, se publicarán en 2021. Pero al igual que AHA (en el siguiente apartado lo tenéis) nos dejan sus algoritmos adaptados para COVID19:

Soporte vital avanzado adaptado para la COVID19

Soporte vital básico y DEA para profesionales sanitarios adaptado para COVID19 Soporte vital básico y DEA para legos adaptado para COVID19 Soporte vital básico y DEA para legos adaptado para COVID19

Soporte vital del neonato adaptado para COVID19

ALGORITMOS AHA + Guía provisional para el soporte vital básico y avanzado en adultos, niños y neonatos con sospecha o confirmación de COVID-19:

Descarga aquí.

Los principios para la resucitación en pacientes con sospecha y confirmación de COVID-19 proporcionados en la declaración incluyen:

  • Reducir la exposición del proveedor a COVID-19. Limitar el personal en la habitación o en el lugar de los hechos sólo a los esenciales para el cuidado del paciente.
  • Dar prioridad a las estrategias de oxigenación y ventilación con menor riesgo de aerosolización. Se ha hecho hincapié en el uso de filtros HEPA para toda la ventilación y la intubación temprana y exitosa con intubación mecánica para minimizar la propagación del virus por el aire.
  • Considerar la conveniencia de iniciar y continuar la reanimación. Los sistemas de atención médica y los organismos de servicios de emergencia deben establecer políticas que guíen a los proveedores de primera línea en la determinación de la conveniencia de iniciar y finalizar la reanimación cardiopulmonar en los pacientes con COVID-19, teniendo en cuenta los factores de riesgo del paciente para estimar la probabilidad de supervivencia.
  • Seguir fomentando la reanimación cardiopulmonar y la desfibrilación en los transeúntes, para los que estén dispuestos y sean capaces, especialmente si son miembros del hogar que ya han estado expuestos a la víctima en su casa. En el caso de los paros cardíacos fuera del hogar, una mascarilla o un paño que cubra la boca y la nariz del reanimador y/o la víctima puede reducir el riesgo de transmisión a un transeúnte durante la reanimación cardiopulmonar sólo con las manos.

Los algoritmos:

BLS adulto AHA COVID19ACLS adulto AHA COVID19
BLS niño un reanimador AHA COVID19BLAS niño dos reanimadores AHA COVID19PALS ACLS AHA COVID19

Oxigenación y ventilación de los pacientes de COVID-19

Los materiales de este conjunto de herramientas se proporcionan como recursos rápidos y de actualización para los proveedores de salud que pueden ser llamados para ayudar en las funciones de cuidados críticos que van más allá de sus actividades diarias rutinarias para los pacientes de COVID-19. Puedes verlos aquí.

RCP en tiempos de COVID

Os dejo la entrada de Esther Gorjón en su blog Signos Vitales 2.0 aquí.

Recomendaciones qué hacer y qué no hacer de la SEMICYUC en RCP

La Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias ha redactado un documento llamado: Recomendaciones de “hacer” y “no hacer” en el tratamiento de los pacientes críticos ante la pandemia por coronavirus causante de COVID-19. En él varios grupos de trabajo hacen recomendaciones sobre qué hacer y qué no hacer. Respecto a la RCP indican:
  • HACER:
    • La reanimación cardiopulmonar en COVID-19 se debe iniciar solo con compresiones, analizar el ritmo y es imprescindible mantener el equipo de protección individual (EPI).

Durante la reanimación cardiopulmonar (RCP) siempre existe la posibilidad de que los reanimadores se expongan a fluidos corporales y que los procedimientos (por ejemplo, la intubación traqueal, la ventilación o las propias compresiones torácicas) puedan generar un aerosol infeccioso que pueda favorecer la transmisión entre los implicados en la misma. En estas condiciones, se considera imprescindible extremar la protección con los EPI recomendados y disponer de un personal sanitario entrenado tanto en la colocación como en la retirada de los EPI para evitar una posible autocontaminación. La rápida recuperación de circulación tras la desfibrilación puede evitar la aplicación otras maniobras de resucitación más invasivas, evitando también la generación de partículas aerosolizadas con capacidad infecciosa que puedan favorecer la transmisión entre el personal sanitario que atiende la reanimación.

    • En caso de parada cardiaca (PCR) en pacientes ventilados en decúbito prono, inicia maniobras de RCP modificadas y adaptadas a esta situación.

Se trata de una situación especial con una evidencia escasa. El empleo de compresiones torácicas reversas en pacientes en decúbito prono se ha descrito sobre todo en pacientes del ámbito quirúrgico, pero podría ser empleado en pacientes con COVID-19 ventilados en prono. Para la desfibrilación en este escenario la localización de los parches adhesivos que mejor favorece el vector de despolarización generado por el desfibrilador seguiría siendo la convencional (subclavicular derecha/apical izquierda). Si no fuese posible, la localización antero-posterior (precordio izquierdo/subescapular izquierdo), latero-lateral o dorsal izquierdo/apicolateral izquierdo de los parches autoadhesivos son alternativas factibles que pueden facilitar el abordaje de la desfibrilación en estos casos.

Recomendaciones sobre RCP para paciente con COVID19 de: AHA, ERC, ILCOR, Consejo de Resucitación del Reino Unido, Consejo Catalán de Resucitación, etc. Clic para tuitear
  • NO HACER:
    • La estrategia “oír-sentir”, para valorar la respiración, no ha de emplearse durante la RCP en el paciente COVID-19 (presunto o confirmado).
Se recomienda buscar signos de vida, respiración normal o, si se está entrenado, pulso carotídeo. En caso de duda, tras pedir ayuda y comunicar la situación de sospecha de parada cardiaca en paciente COVID-19 (presunto o confirmado), iniciar maniobras de resucitación solo con compresiones torácicas. Cualquier manipulación y/o intervención sobre la vía aérea de un paciente COVID-19 debe ser realizada por personal sanitario experto y con competencia demostrada en el manejo avanzado de la vía aérea. Además, deberán utilizarse aquellos dispositivos de vía aérea para los que se ha recibido entrenamiento con el objetivo de minimizar cualquier tipo de riesgo.

Declaración de ILCOR. Recomendaciones en RCP sobre COVID-19

Puedes consultarla aquí.

  • Sugerimos que las compresiones torácicas y la reanimación cardiopulmonar tienen el potencial de generar aerosoles (recomendación débil, evidencia de muy baja certeza).
  • Sugerimos que en la actual pandemia COVID-19 los reanimadores legos consideren la reanimación sólo con compresiones y la desfibrilación de acceso público (declaración de buenas prácticas).
  • Sugerimos que en la actual pandemia COVID-19, los reanimadores legos que estén dispuestos, capacitados y sean capaces de hacerlo, tal vez deseen administrar respiraciones de rescate a niños además de las compresiones torácicas (declaración de buenas prácticas).
  • Sugerimos que en la actual pandemia de COVID-19, los profesionales de la salud utilicen equipo de protección personal para los procedimientos que generen aerosoles durante la reanimación (recomendación débil, evidencia de muy baja certeza).
  • Sugerimos que puede ser razonable que los proveedores de atención médica consideren la desfibrilación antes de ponerse el equipo de protección personal que genera aerosol en situaciones en las que el proveedor evalúa que los beneficios pueden exceder los riesgos (declaración de buenas prácticas).

AHA – Guía provisional para proveedores de atención médica durante el brote de COVID19

Puedes consultarla aquí.

Esta información tiene por objeto ayudar a los proveedores de atención médica a reducir el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 (el virus que causa el COVID-19), especialmente en lo que respecta a los cuidados de reanimación. La información aquí se extrae principalmente de las recomendaciones de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos. Tenga en cuenta que la orientación puede variar según la ubicación. Fuera de los Estados Unidos, consulte a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a los recursos sanitarios locales para obtener la información más actualizada sobre el control de riesgos en su zona.

Tenga en cuenta que la siguiente guía está destinada específicamente a los pacientes que han conocido o sospechado la presencia de COVID-19. En todos los demás casos, siga sus protocolos estándar.

Cuando atienda a pacientes con COVID-19 conocido o sospechoso:

  1. Utilice las precauciones estándar y las basadas en la transmisión durante la atención de pacientes con sospecha o confirmación de COVID-19 (Fuente: CDC, consultado el 3/11/2020)
    1. Los procedimientos que generan aerosoles (por ejemplo, la reanimación cardiopulmonar, la intubación endotraqueal, la ventilación no invasiva) exponen a los proveedores a un mayor riesgo de transmisión de enfermedades. Estos procedimientos deben realizarse en salas de aislamiento de infecciones por aire y el personal debe utilizar protección respiratoria. Limitar el número de proveedores presentes durante el procedimiento a solo los que sean esenciales para la atención del paciente y el apoyo al procedimiento. La sala debe limpiarse y desinfectarse después del procedimiento (Fuente: CDC, acceso 3/11/2020)
    2. Los pacientes con COVID-19 conocido o sospechoso deben ser atendidos en una habitación de una sola persona con la puerta cerrada. Las salas de aislamiento de infecciones aéreas deben reservarse para los pacientes que se someten a procedimientos de generación de aerosoles. (Fuente: CDC, acceso 3/11/2020)
      • Higiene de las manos
      • Equipo de protección personal (EPI)
        • Protección respiratoria: Póngase un respirador o una mascarilla (si no se dispone de un respirador) antes de entrar en la habitación del paciente o en el área de atención. Se deben utilizar respiradores N95 o respiradores que ofrezcan un mayor nivel de protección en lugar de una mascarilla cuando se realice o se presente para un procedimiento de generación de aerosoles. Cuando se restablezca la cadena de suministro, las instalaciones con un programa de protección respiratoria deben volver a utilizar las mascarillas de respiración para los pacientes con COVID-19 conocido o sospechoso. (Fuente: CDC, consultado el 3/11/2020)
        • Protección de los ojos.
        • Guantes.
        • Batas: Si hay escasez de batas, se debe dar prioridad a los procedimientos de generación de aerosoles, las actividades de atención en las que se anticipan salpicaduras y rociadas, y las actividades de atención de pacientes de alto contacto que brindan oportunidades para la transferencia de patógenos a las manos y la ropa de los proveedores.
  2. Consideraciones adicionales para los procedimientos de generación de aerosoles (Fuentes: Anesthesia Patient Safety Foundation y Federación Mundial de Sociedades de Anestesiólogos, consultado el 13 de marzo de 2020)
    1. Si se necesita una intubación, utilice la intubación de secuencia rápida con el equipo de protección personal  adecuado.
    2. De ser posible, evite los procedimientos que generan aerosoles (por ejemplo, bolsa-máscara de válvula, nebulizadores, ventilación no invasiva de presión positiva).
  3. Considerar la posibilidad de proceder directamente a la intubación endotraqueal en pacientes con insuficiencia respiratoria aguda. Debe evitarse el uso de la oxigenación nasal de alto flujo y de la máscara CPAP o BiPAP debido al mayor riesgo de generación de aerosoles.
    1. Si el paciente no ha proporcionado información sobre si es posible COVID-19, los médicos  deben tomar las precauciones adecuadas al responder a cualquier paciente con signos o síntomas de una infección respiratoria. La evaluación inicial debe comenzar a una distancia de al menos 6 pies del paciente, si es posible. El contacto con el paciente debe minimizarse en la medida de lo posible hasta que el paciente lleve una mascarilla.
    2. Si no se sospecha de la presencia de COVID-19, los médicos de los deben seguir los procedimientos estándar y usar el EPI apropiado para evaluar a un paciente con una posible infección respiratoria.
    3. El paciente debe usar una mascarilla. Si hay una cánula nasal en su lugar, se debe usar una mascarilla sobre la cánula nasal. Alternativamente, se puede usar una mascarilla de oxígeno si está clínicamente indicada.
    4. Durante el transporte, limitar el número de proveedores en el compartimento del paciente al personal esencial para minimizar las posibles exposiciones.
  4. Los procedimientos que generan aerosoles (por ejemplo, la reanimación cardiopulmonar, la intubación endotraqueal, la ventilación no invasiva) exponen a los proveedores a un mayor riesgo de transmisión de enfermedades y requieren precauciones adicionales.
    1. Los equipos de ventilación deben estar equipados con filtración HEPA para el aire expirado.
    2. Se debe consultar al fabricante sobre su equipo de ventilación para confirmar la capacidad de filtración apropiada y el efecto de la filtración en la ventilación de presión positiva.
    3. Si es posible, las puertas traseras del vehículo de transporte deberían abrirse y el sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado debería activarse durante los procedimientos de generación de aerosoles. Esto debería hacerse lejos del tráfico peatonal.
  5. Consideraciones especiales para el transporte de pacientes que puedan tener COVID-19
    1. Los médicos de los SEM deben notificar al centro de salud receptor si el paciente tiene un historial de exposición y signos y síntomas que sugieran la presencia de COVID-19, de modo que se puedan tomar las precauciones adecuadas para el control de la infección antes de la llegada del paciente.
    2. Mantener al paciente separado de otras personas en la medida de lo posible.
      1. Los familiares y otros contactos de los pacientes con posible COVID-19 no deben viajar en el vehículo de transporte, si es posible. Si viajan en el vehículo de transporte, deben usar una mascarilla.
      2. Aislar al conductor de la ambulancia del compartimento del paciente y mantener las puertas y ventanas de paso bien cerradas.
    3. Si se debe utilizar un vehículo sin un compartimento del conductor aislado y sin ventilación, abra los conductos de aire exterior en el área del conductor y encienda los ventiladores traseros de ventilación de escape al nivel más alto. Esto creará un gradiente de presión negativa en el área del paciente.

Recomendaciones para el entrenamiento en resucitación de AHA

Estas recomendaciones se encuentran dentro de las recomendaciones de pediatría que podéis consultar aquí.

La Asociación Americana del Corazón y la Academia Americana de Pediatría apoyan el seguimiento de las recomendaciones existentes para las reuniones masivas esbozadas en el sitio web de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y en los Estados Unidos se remiten a las recomendaciones del Centro de Control de Enfermedades (CDC), así como a las propuestas y sugerencias de las autoridades nacionales de salud pública, que dispondrán de los datos más actualizados y proporcionarán información sobre las medidas básicas de protección contra COVID-19. En los EE.UU., por el momento, no recomendamos eventos de entrenamiento masivo. Además, cualquiera que no se sienta cómodo reuniéndose para los eventos no debe asistir a los entrenamientos masivos. Y, instamos a cualquiera que se sienta enfermo a que se quede en casa.

  • Si se realizan entrenamientos de resucitación, la siguiente guía puede ser útil.
  • Practique una buena higiene de manos.
  • Descontaminar los maniquíes después de cada estudiante que practique usando una solución a base de alcohol según las recomendaciones del CDC.
  • No se deben usar protectores faciales, y no se debe practicar la ventilación directa boca a boca.
  • Cada estudiante debe recibir una máscara de bolsillo y una válvula unidireccional cuando practique sus habilidades como socorrista. Las máscaras de bolsillo no deben compartirse durante el curso.
  • Se deben utilizar bolsas-mascarilla cuando se practiquen dos habilidades de rescate, y los participantes deben usar guantes y dispositivos de bolsas-mascarilla limpios entre las prácticas con una solución a base de alcohol según las recomendaciones de los CDC.
  • Cuando sea posible, los maniquíes deben ser colocados a 6 pies de distancia según las recomendaciones de distanciamiento social del CDC.
ACTUALIZACIÓN 29 DE MARZO
Recomendaciones RCP en COVID19 del Consejo Catalán de Resucitación

Declaración del Consejo de Resucitación del Reino Unido sobre COVID-19 en relación con la reanimación cardiopulmonar y la resucitación en entornos sanitarios

La traducción sobre el documento de RCP del Consejo de Resucitación del Reino Unido en COVID-19 es la siguiente:

Os dejo el documento en Inglés aquí:

Recomendaciones en RCP sobre COVID-19

Esta declaración es para los profesionales de la salud que realizan RCP en un entorno sanitario.

  1. Propósito

1.1. El Consejo de Resucitación del Reino Unido ha recibido varias consultas sobre los riesgos de la COVID-19 durante la resucitación cardiopulmonar (RCP).

1.2. Esta declaración proporciona una orientación específica para los trabajadores sanitarios sobre la RCP en entornos sanitarios para pacientes con COVID-19 presunto o confirmado.

1.3. Esto complementa la orientación disponible en el Departamento de Salud y Asistencia Social (DHSC) y Salud Pública de Inglaterra (PHE) (https://www.gov.uk/government/collections/wuhan-novel-coronavirus), así como en Salud Pública de Gales (https://phw.nhs.wales/news/public-health-wales-statement-on-novel-coronavirus-outbreak/), Protección de la Salud de Escocia (HPS) (https://www.hps.scot.nhs.uk/a-to-z-of-topics/covid-19/) y el Departamento de Salud de Irlanda del Norte (DHNI) https://www.health-ni.gov.uk/coronavirus\, y puede cambiar en función de la creciente experiencia en la atención de pacientes con COVID-19, así como el efecto del brote en los servicios de salud. Por lo tanto, es importante revisar siempre la última orientación en los sitios web del DHSC/PHE/PHW/HPS/DHNI.

1.4. Se cree que COVID-19 se propaga de manera similar a la gripe estacional; de persona a persona a través del contacto cercano y las gotas. Los principios estándar de control de la infección y las precauciones contra las gotitas son las principales estrategias de control y deben seguirse rigurosamente. También puede producirse la transmisión por aerosol. La atención a la higiene de las manos y la contención de las secreciones respiratorias producidas por la tos y los estornudos son las piedras angulares de un control eficaz de la infección.

1.5. Todos los sanitarios que manejen a personas con sospecha o confirmación de COVID-19 deben seguir las directrices locales y nacionales para el control de la infección y el uso del EPI. A todo el personal sanitario que lleve a cabo la atención directa del paciente, con un paciente con una enfermedad similar a la gripe o con un COVID-19 probable/confirmado, se le aconsejaría que llevara un respirador FFP3, guantes con puños largos y ajustados, una bata de manga completa desechable resistente a los fluidos y protección ocular (por ejemplo, visera completa / gafas de un solo uso). Si el paciente lleva una mascarilla, esto también reduciría aún más cualquier posible riesgo.

1.6. Durante la reanimación cardiopulmonar siempre existe la posibilidad de que los reanimadores se expongan a fluidos corporales y que los procedimientos (por ejemplo, la intubación traqueal o la ventilación) generen un aerosol infeccioso. Las organizaciones sanitarias individuales deben llevar a cabo evaluaciones de riesgos locales, basadas en la última orientación del DHSC/PHE en relación con los EPI para personal sanitario, a fin de desarrollar una orientación local.

1.7. Los miembros del equipo de reanimación deben estar capacitados para ponerse/quitarse los EPI de forma segura (incluyendo las pruebas de ajuste del respirador) y para evitar la autocontaminación. Haga clic aquí para obtener más consejos sobre los EPI del DHSC.

Declaración del Consejo de Resucitación del Reino Unido sobre #COVID-19 en relación con la reanimación cardiopulmonar y la resucitación en entornos sanitarios Clic para tuitear
  1. Guía de RCP en pacientes con una enfermedad similar a la COVID-19 o un caso confirmado de COVID-19 en entornos sanitarios.

2.1. Los pacientes con una enfermedad similar a la COVID-19, que corren el riesgo de sufrir un deterioro agudo o un paro cardíaco, deben ser identificados a tiempo. Se deben tomar las medidas adecuadas para prevenir el paro cardíaco y evitar la reanimación cardiopulmonar sin protección. El uso de sistemas de rastreo fisiológico (por ejemplo, NEWS2) permitirá la detección temprana de pacientes agudos. También se debe identificar precozmente a los pacientes para los que sea apropiado una orden de si PCR, no RCP y/u otra decisión similar.

2.2. Los requisitos mínimos del EPI para evaluar a un paciente, iniciar las compresiones torácicas y establecer el seguimiento del ritmo de la parada cardíaca son: una mascarilla FFP3, protección ocular, un delantal de plástico y guantes.

Recomendaciones en RCP sobre COVID19

2.3. La necesidad de ponerse EPI puede retrasar la RCP en pacientes con COVID-19. La revisión de los procesos implicados (incluida la disponibilidad de kits de EPI en los carros de reanimación), junto con la formación y la práctica, minimizará estos retrasos. La seguridad del personal es primordial. En un paro cardíaco de presunta etiología hipóxica (incluidos los eventos pediátricos), se suele aconsejar la ventilación temprana con oxígeno. Cualquier intervención en las vías respiratorias que se realice sin la protección correcta del EPI someterá al rescatador a un riesgo significativo de infección. Por consiguiente, recomendamos que incluso en un supuesto paro hipóxico se comience con las compresiones torácicas.

2.4. Reconocer el paro cardíaco buscando la ausencia de signos de vida y la ausencia de respiración normal. Sentir el pulso de la carótida si se está entrenado para ello. No escuche o sienta la respiración colocando su oreja y mejilla cerca de la boca del paciente. Si hay dudas sobre el diagnóstico de un paro cardíaco, la posición por defecto es iniciar las compresiones torácicas hasta que llegue la ayuda.

2.5. Inicie la reanimación cardiopulmonar sólo con compresiones y monitorice el ritmo del paro cardíaco del paciente lo antes posible. Evite la ventilación boca a boca y el uso de una mascarilla de bolsillo. Si el paciente ya está recibiendo terapia de oxígeno suplementario con una máscara facial, deje la máscara en la cara del paciente durante las compresiones torácicas.

2.6. El personal local (que ya lleva puesto el equipo de protección personal completo) puede prestar apoyo mientras se realizan las compresiones torácicas

antes de la llegada del equipo de reanimación. Otros ayudantes y miembros del equipo de reanimación deben aplicar respiradores FFP3, batas, guantes y protección ocular, antes de tomar el relevo de los primeros intervinientes en la parada cardíaca.

2.7. Desfibrilar rápidamente los ritmos susceptibles de ser desfibrilados: la restauración temprana de la circulación puede evitar la necesidad de apoyo respiratorio y de ventilación.

2.8. Las intervenciones en las vías respiratorias deben ser realizadas por personas experimentadas (por ejemplo, inserción de vía aérea supraglótica o intubación traqueal). Los individuos sólo deben utilizar las habilidades de la vía aérea (por ejemplo, ventilación bolsa-máscara) para las que han recibido formación. Esto significará una técnica bolsa-máscara para dos personas con el uso de una vía respiratoria orofaríngea. La intubación endotraqueal o la inserción de dispositivo supraglótico sólo debe ser intentada por personas que tengan experiencia y sean competentes en este procedimiento.

2.9. Los pacientes pueden tener un paro cardíaco causado directamente por COVID-19 o por una enfermedad coexistente. Es importante intentar identificar y tratar cualquier causa reversible (por ejemplo, hipoxemia grave) antes de considerar la posibilidad de detener la RCP.

2.10. Deseche o limpie todo el equipo utilizado durante la reanimación cardiopulmonar siguiendo las recomendaciones del fabricante y las directrices locales. Las superficies de trabajo utilizadas para el equipo de vías respiratorias/resucitación también deberán limpiarse de acuerdo con las directrices locales. Concretamente, asegúrese de que el equipo utilizado en las intervenciones en las vías respiratorias (por ejemplo, laringoscopios, mascarillas faciales) no se deje sobre la almohada del paciente, sino que se coloque en una bandeja. No deje la sonda  Yankauer colocada debajo de la almohada del paciente; en su lugar, ponga el extremo contaminado del Yankauer dentro de un guante desechable.

2.11. Quítese el EPI de forma segura para evitar la autocontaminación y deshágase de las bolsas de residuos clínicos según las directrices locales. La higiene de las manos tiene un papel importante en la disminución de la transmisión. Lávese bien las manos con agua y jabón; alternativamente, también es eficaz el frotamiento de manos con alcohol.

Consejo pediátrico

Somos conscientes de que es poco probable que el paro cardíaco pediátrico esté causado por un problema cardíaco y es más probable que sea un problema respiratorio, por lo que la ventilación es crucial para las posibilidades de supervivencia del niño.

 

Soporte vital avanzado pediátrico con COVID19 Resuscitation Council UK

Sin embargo, para quienes no están capacitados en reanimación pediátrica, lo más importante es actuar con rapidez para garantizar que el niño reciba el tratamiento que necesita en la situación crítica.

La Declaración del Consejo de Resucitación del Reino Unido sobre COVID-19 en relación con la reanimación cardiopulmonar y la resucitación en entornos sanitarios, aconseja que el paro cardíaco intrahospitalario sea relevante para todas las edades.

La ventilación boca a boca no debería ser necesaria ya que se dispone de equipos de ventilación/intubación bolsa-máscara y debe estar disponible inmediatamente para cualquier niño/lactante con riesgo de deterioro/parada cardíaca en el entorno hospitalario.

Y hasta aquí la traducción del documento. Tampoco es que sean unas recomendaciones muy distintas a lo que estábamos haciendo. Los enlaces son a organizaciones de Reino Unido.

9 comentarios

Antonio Peña

Elena he añadido a mi apartado RCP tu artículo, cuando pinchan sobre la imagen van a tu web y respetando autor y todo lo demás.
Dime por aquí o por privado si lo mantengo o lo elimino?
https://enfermeriadeescombro.com/reanimacion-cardiopulmonar/

Un saludo y sea o que sea como siempre buen trabajo.

Déjalo, la gracia de esto es compartir, además de ser todo un honor. Yo tengo el tuyo en el repositorio de repositorios. Muchísimas gracias

maribel gonzalez

muy bien el contenido de la información pero cree que me puedan ayudar en el idioma

Antonio Peña

Gracias a ti y mucho ánimo!!!
Te necesitamos a tope, sabiendo lo difícil de la situación.
Un abrazo

Johnnie Smith Husbands Luque

Excelente aporte, lo felicito y agradezco inmensamente!

Una pregunta, ¿cuando habla de socorristas legos qué debemos entender? Un socorrista de playa ¿qué medidas tendría que tomar según estas adaptaciones para la RCP? Sólo compresiones torácicas? En algún documento del ILCOR he leído algo de tapar nariz y boca con pañuelo o toalla, qué pensáis al respecto? Gracias por avanzado por vuestra contribución y ayuda en medio de este escenario tan duro.

Lego es alguien que no tienen ninguna formación en RCP.
Estas recomendaciones nos dicen que demos ventilaciones con ambú si somos capaces de realizarlas correctamente, sin fugas. Para ello recomiendan que uno fije la mascarilla y otro apriete la bolsa del balón resucitador. Si no se puede o sabe, compresiones torácicas contínuas y considerar colocar un paño o toalla sobre la boca y nariz de la persona antes de realizar compresiones torácicas y desfibrilación. Esto puede reducir el riesgo de propagación del virus en el aire durante las compresiones torácicas.

Gilberto Thomas

Sobre paciente con hemorragia los pasos se mantienen.
Gracias

Monica Maralt

Excelente Elena, muchas gracias!

Deja una respuesta