Protección respiratoria para sanitarios frente al SARS-CoV-2 por Pablo Medina

Protección respiratoria para sanitarios frente al SARS-CoV-2 por Pablo Medina

CONTENIDO

INTRODUCCIÓN

Creo que en mis distintas redes sociales, post y algún sitio más, he mencionado conocer a Pablo Medina como una de las mejores cosas que me ha pasado esta pandemia. Pablo Medina Sánchez es el autor de la famosa tabla que se copió en los primeros meses de esta pandemia por muchos medios de comunicación. Le escribí por LinkedIn y, además de mandarme la original y de tener la actualización siempre fresca porque me las iba mandando, empezamos a entablar conversación y a ha resuelto a miles de dudas sobre mascarillas durante esta pandemia. La tabla la podéis descargar aquí:

Mascarillas – Tipos y usos frente al riesgo biológico Rev. 06
Versión:6
Publicado:21/04/2020

Esta tabla está siempre actualizada en otro post-colaboración de esta web llamado Coronavirus: mascarillas y evidencia científica (con un poco de sentido común). Hoy le presto este espacio de difusión para que nos cuente su opinión sobre la protección respiratoria de los sanitarios durante esta pandemia.

“PROTECCIÓN RESPIRATORIA PARA SANITARIOS FRENTE AL SARS-COV-2 POR PABLO MEDINA SÁNCHEZ”, SE TRATA DE UN POST- COLABORACIÓN. LAS OPINIONES VERTIDAS EN ESTA ENTRADA DE LA WEB SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE QUIEN LA EMITE Y NO REPRESENTAN, NECESARIAMENTE, EL PENSAMIENTO DE ELENA PLAZA MORENO.

Dicho esto, os dejo el texto de Pablo:

PROTECCIÓN RESPIRATORIA PARA SANITARIOS FRENTE AL SARS-COV-2

Como técnico superior en prevención de riesgos laborales en la especialidad de higiene industrial, y experiencia en el campo de la protección respiratoria, toda vez ha finalizado el plazo de aceptación de mascarillas EPI sin marcado CE, y su prórroga, ante lo que continuamos viendo, y ante la inacción total de gobiernos y entidades y asociaciones de reconocido prestigio en la materia, personalmente, desaconsejo totalmente al personal sanitario y otro personal con exposición conocida al Sars-CoV-2, el uso de mascarillas autofiltrantes FFP2 y FFP3, a no ser que estas sean, para entendernos, “las de toda la vida”, las que ya había antes del coronavirus (como ejemplos: 3M, Honeywell, JSP, Climax, Dräger…). Y, de usarlas, hacerlo siempre conforme a las indicaciones del fabricante, evitando ya, a estas alturas, inventos de reutilizaciones varias, y desinfecciones improvisadas, que les hacen ir perdiendo eficacia de filtración, mayormente por deformarse y perder ajuste facial, y no están, en ningún caso, avaladas por el fabricante.

HUID DE CUALQUIER MASCARILLA CUYO SISTEMA DE AJUSTE SEA POR LAS OREJAS

¿El motivo? La incesante y creciente invasión en España, Europa, y sospecho que el mundo, de mascarillas que, ahora ya sí, poseen marcado CE (ya que desde el 31 de diciembre de 2020 está prohibida su comercialización sin este) por estar, incomprensiblemente, certificadas por organismos notificados europeos acreditados, y prometen ser FFP2 y FFP3, por prometer cumplir el reglamento UE 2016/425, de EPIS, y la norma armonizada que a estas aplica, EN149, cuando, en cuanto a los requisitos de fuga hacia el interior total máxima que dicha norma establece, por el ajuste con la cara, están muy lejos de cumplir el 8% máximo permitido para una FFP2, y ni que decir tiene del 2% de una FFP3, debido a su insuficiente ajuste por sus deficientes sistemas de ajuste, con insuficiente tensión, lo cual ha sido comprobado, de forma objetiva, con ensayos cuantitativos completos de fuga, incluso para mascarillas con ajuste tras nuca, pero con bandas fabricadas en el mismo material termo sellado que se emplea en las de ajuste por las orejas. Se han evidenciado fugas superiores al 15% en ensayos cuantitativos. Ni que decir tiene que en las de ajuste por las orejas, la fuga aumenta mucho más. Como norma general:

Huid de cualquier mascarilla cuyo sistema de ajuste sea por las orejas Clic para tuitear

Huid de cualquier mascarilla cuyo sistema de ajuste sea por las orejas (figura 1).

Si su sistema de ajuste es tras nuca, preferentemente aceptad bandas con buena elasticidad, cosidas o grapadas (figura 3), evitar las termo selladas del mismo material de las que ajuste por orejas (figura 2):

Mascarilla con sistema de ajuste por las orejas
Figura 1. Mascarilla con sistema de ajuste por las orejas. Fuente imagen: Pablo Medina.
Mascarilla ajuste tras nuca pero termosellado
Figura 2. Mascarilla ajuste tras nuca pero termosellado. Fuente imagen: Pablo Medina
FFP2 con ajuste tras nuca correcto
Figura 3. FFP2 con ajuste tras nuca correcto. Fuente imagen: Pablo Medina
Tabla con ejemplos de FFP2 reales y no reales
Tabla con ejemplos de FFP2 reales y no reales. Imagen: Pablo Medina

MASCARILLAS FFP2 FALSAS, CASO REAL

Esta de la foto (figura 5) fue la entregada a mi padre, médico de atención primaria del SAS de la Junta de Andalucía, para atender un brote importante en una residencia de ancianos en noviembre, y es la que se entregaba en los centros de salud de la zona y en el hospital:

"FFP2" falsa con Organismo Notificador falso
Figura 5. “FFP2” falsa con Organismo Notificador falso. Imagen: Pablo Medina

Mascarilla con CE, certificada por el organismo notificado (ON) 1282. ON falso, no acreditado para protección respiratoria. Lo más grave no es entregarla falsa en noviembre (que no en marzo), lo grave es entregarlas de las que están en la lista de las ya denunciadas por la propia administración pública española, desde abril (CCAA de Extremadura y Cataluña, e Invassat de Valencia, entre ellas. Figuras 6 y 7):

Detección en el mercado europeo de marcado CE falso
Figura 6. Detección en el mercado europeo de marcado CE falso. Imagen: Pablo Medina
Organismo notificador ON 1282 falso
Figura 7. Ejemplo de marcados falsificados. Organismo notificador ON 1282 falso

Así funciona esto, esta es la prevención de riesgos que tenemos en España, en la administración pública española, así se protege a nuestros sanitarios en muchos casos. De formación, mejor no hablamos.

IMPORTANCIA DEL SELLADO DE LA MASCARILLA

Volviendo al tema de la importancia del sellado (fuga), una mascarilla puede alcanzar una eficacia de filtración (del material) P3, o la mejor del mundo, que si el sellado facial no es el adecuado, y se producen excesivas fugas hacia el interior, la filtración del material no actuará, ya que las partículas entrarán por los huecos que quedan entre la mascarilla y la cara. Si tú tuvieras que acceder a un sitio, y tuvieras como alternativas atravesar un complejo entramado de fibras, o un hueco libre, ¿qué elegirías? Pues las partículas eligen lo mismo, conforme tú inhalas, ellas entran por los huecos (figura 8):

Mal sellado de mascarilla FFP2
Figura 8. Mal sellado de mascarilla FFP2. Imagen: Pablo Medina

ENTONCES, ¿QUÉ PROTECCIÓN USAR?

Dos opciones:

  • Semimáscara de silicona + filtros P3. En este caso se habrán de añadir las gafas cerradas, ya que la vía ocular es otra vía de exposición (figura 9).
Semimáscara de silicona más filtros P3
Imagen 9. Semimáscara de silicona más filtros P3 y gafas de protección. Imagen: Pablo Medina
  • Máscara integral de silicona + filtros P3. LA PROTECCIÓN IDEAL (figura 10).
Máscara integral de silicona más filtros P3
Figura 10. Máscara integral de silicona más filtros P3. Imagen: Pablo Medina

Estas garantizan una protección “total”, en cuanto a filtración y ajuste, superior al 99%, y una hermeticidad y comodidad aportada por la silicona, sin igual.

Máscara integral de silicona más filtros P3 garantizan una protección “total”, en cuanto a filtración y ajuste, superior al 99%, y una hermeticidad y comodidad aportada por la silicona, sin igual. Clic para tuitear

Como dato ¿negativo?, disponen de válvula de exhalación. Lo pongo entre interrogaciones porque, a mi juicio, para nada me parece negativo, siempre que su uso esté justificado, como es el caso. La válvula aporta al trabajador que lo necesita confort, comodidad (adiós a las heridas del clip nasal) y menos esfuerzo de la musculatura respiratoria, especialmente difícil en una FFP2 y sobre todo P3, sin válvula (acabose, si además se le superpone una quirúrgica…) y se le hará más llevadero al trabajador en sus jornadas maratonianas, forrados de Epis hasta las cejas, que solo el que lo sufre sabe lo que es.

Además, la exhalación de aire estará siendo realizada en zonas con pacientes normalmente ya contagiados, sus compañeros estarán igualmente protegidos, y no se debe olvidar que, a priori, los trabajadores son personas sanas, hasta que demuestre lo contrario, y no al revés. Igual que los inocentes. Para mayor prevención, existen otras alternativas, como realizar test rápidos de forma periódica a los sanitarios, ya disponibles. Y, si en un momento dado se ha de atender a un paciente por un esguince u otra patología, o entrar a una reunión, se quita uno la mascarilla, se coloca una quirúrgica, y todos tan contentos.

Además de una total protección, confort y comodidad, otro de los puntos fuerte es la posibilidad de reutilización, sin experimentos y al amparo del fabricante, tantas veces como se quiera, y la posibilidad de desinfección de forma rápida, por ejemplo, con algodón rociado con alcohol. Estos filtros P3, también se podrían reutilizar, ya que no son de un solo uso, sino reutilizables,  pero no se deben desinfectar, para mantener intacta su eficacia de filtración.  Al finalizar cada jornada, se desinfecta toda la mascarilla por dentro y por fuera con algodón y alcohol, al ser todo plástico y silicona, no hay ningún problema, el filtro P queda intacto dentro de la cápsula, y se puede reutilizar, ya que se cambian por caducidad (años) o colmatación, cosa que se produce por exposición a partículas sólidas, ausentes estas en ámbitos sanitarios. Si yo fuera un sanitario, me compraría la mía y me la pondría sin dudarlo, aún que incumpliera órdenes o protocolos, porque me la pondría en ausencia de la protección que mi empresa no me da, pero que está obligada a.

Para poder reutilizar los filtros P3, lo ideal es adquirir modelos encapsulados, quedando el filtro inaccesible y sin riesgo de que le alcance el alcohol (figura 11), existen diferentes modelos en el mercado que lo alojan en el interior del cajetín, como ejemplo, el filtro encapsulado (cubierto) P3 R de JSP “press to check” (figura 12):

Filtro cubierto P3 R de 3M
Figura 11. Filtro cubierto P3 R de 3M. De: https://jesvy.com/filtro-3m-6035-p3r-bayoneta-encapsulado
Filtro P3 R de JSP “press to chek”
Figura 12. Filtro P3 R de JSP “press to chek”. Imagen de: https://www.soloepis.com/proteccion-respiratoria/semimascaras/filtro-jsp-presstocheck-p3-en143.html

También hay otros modelos no completamente encapsulados, pero igualmente protegidos e inaccesibles en el interior de la rejilla (figuras 13 y 14) o cualquier otro filtro alojado dentro de la rejilla de protección.

Filtro encapsulado Dräger X-plore® 6 - bayoneta P3 R
Figura 13. Filtro encapsulado Dräger X-plore® 6 – bayoneta P3 R. https://www.proteccionlaboral.com/product/filtro-particulas-xplore-6338011-drager/
Filtro encapsulado Climax 757-N-P3 R
Figura 14. Filtro encapsulado Climax 757-N-P3 R. https://www.herraiz.com/ficha/filtro-757-n-ffp3-r-climax-para-mascarilla-modelo-820-ref.-757-n-p3-r

Espero que esta pequeña “guía” pueda servir de ayuda a quien lo necesite. El propósito de ella no es otro que ayudar a garantizar, debidamente, la protección de los sanitarios y de todo el personal que lo necesite, creo que eso es lo mínimo que merecen. Tantos sanitarios contagiados a mí no me extraña en absoluto, ya que en cuanto a protección respiratoria se refiere, la mayoría de los que usan esas mascarillas desaconsejadas, no están lo suficientemente protegidos. Y recordar que el SARS- CoV-2 ha sido clasificado como un agente biológico de grupo III, hasta esta pandemia, los trabajadores que tenían que enfrentarse a agentes biológicos de grupo III, no lo hacían, normalmente, con mascarillas autofiltrantes, esto no es más que una nueva “moda” impuesta por la OMS, que ni si quiera recomienda la protección P3 para los procedimientos de alta generación de aerosoles, como es moda también ajustarlas por las orejas (jamás un EPI se ajustó así), y así nos va.

Mucha suerte a todos, y cuidaos mucho que esto no ha acabado, y lo peor puede estar por llegar.

El autor del post declara no tener conflicto de intereses y no recibir remuneración ninguna por las marcas y empresas citadas en el post.

Autoría del post: Pablo Medina Sánchez, Técnico superior PRL. pablo.medina@bureauveritas.com

MI OPINIÓN

Ahora sí os habla Elena Plaza. Pablo es uno de esos locos que lleva meses diciendo grandes verdades y al que nadie le escucha. Me recuerda en muchas ocasiones al otro gran Pablo de la Pandemia: Pablo Fuente. Mi pandemia ha estado y está marcado por Pablos. El motivo de darle voz, esté de acuerdo con él o no, es que hay gente muy sabia que no tiene casi redes sociales. Y Pablo solo tiene LinkedIn. Así que aquí tiene su espacio para expresarse y, llegar a cuanta más gente mejor.

Respecto a las mascarillas, ya os la he contado en redes sociales y en esta misma web muchas veces: Emosido Engañado. Se entiende que en pandemia, y ante el desabastecimiento, hemos tenido lo que hemos tenido. Muchas mascarillas de las que hemos llevado o han sido falsas o con organismo notificador falso o con certificado falso. Tenéis un extenso pero interesante vídeo de cómo saber si una mascarilla FFP2 es falsa, aquí. Pero ahora no hay excusa. Esto no se acaba porque la mejor vacuna somos nosotros pero no hacemos caso a las recomendaciones sanitarias. Tampoco lo han hecho bien los políticos. Así que tenemos lo que tenemos, el comienzo de la tercera ola.

Por otro lado y, una vez demostrada (y aceptada, que es lo que costaba) que el SARS-CoV- 2 se transmite por aerosoles, por el aire, pienso que estas máscaras o semimáscaras deberían ser llevada en urgencias, UCI, UVI móvil y cualquier otro servicio en el que se lleven más de 2 horas seguidas junto con el mono. Es decir, servicios en los que se suda la gota gorda, te mueves, te agachas… Y seas lo que seas. Es decir, que si el celador se pasa 12 horas en una UCI sin salir, pronando enfermos, tiene el mismo derecho de protección que la enfermera, la TCAE o quien sea, ponga lo que ponga en su nómina. Tenga la categoría profesional y los estudios que tenga. Los motivos, los ha explicado Pablo: se mojan, no sellan, no son FFP2, no ajustan, etc…

Lo último, podéis ver los precios, creo que la administración pública y privada se hubiera ahorrado millones comprando lo que propone Pablo. Conclusión: esto supone mucho ahorro de dinero y una protección mejor. Pero no logro entender cómo no se ha implantado. Y lo último: si trabajas en uno de los sitios en los que te dan una mascarilla a la semana, no es desabastecimiento, es racanería. Y si en uno de esos sitios estás en uno de los servicios en los que se cumplen las condiciones del párrafo anterior: cómpratela y cuídate. Porque tampoco vale de nada llevar esta mascarilla si luego nos juntamos veinte comiendo y gritando y nos saltamos las normas.

En fin… que la he planteado en Instagram hace meses y muchas personas me dijeron que no les ajustaba. Lo curioso es que me comentan que les hicieron un test de ajuste para probarlas, porque en muchos países de Europa a los sanitarios se les hace test de ajuste para ver cual les ajusta mejor. Eso nos coloca un poco en las antípodas… Si no les ajuste, les dan otra. Igualito que aquí… Y me callo ya, porque no quería opinar.

Recuerda: MASCARILLA – VENTILACIÓN – DISTANCIA – LAVADO DE MANOS.

Más sobre el COVID19 en este blog: aquí.


Última actualización: 06/01/2021.

1 comentario en «Protección respiratoria para sanitarios frente al SARS-CoV-2 por Pablo Medina»

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies