AHA 2018: Actualización ACLS y PALS

Acaba de publicarse la actualización 2018 de AHA de ACLS y PALS (soporte vital avanzado de  adultos y pediatría) de AHA.

Esto es debido a que desde el 2015, ILCOR comenzó un proceso continuo de revisión de la evidencia. Esto se traduce en la práctica en que las recomendaciones ya no se realizan cada 5 años, sino que se hacen actualizaciones continúas.

Documento de actualización AHA 2018

El año pasado se actualizaron las recomendaciones sobre Soporte Vital Básico tanto de adultos como de pediatría. Y ayer se actualizaron las recomendaciones sobre Soporte Vital cardiovascular avanzado tanto de adultos como de pediatría.
Os dejo con mi propia traducción del documento de Highlights de los cambios (podéis ver el original en inglés al final de esta entrada). Los cambios ya se han introducido en la web de la AHA, en la parte de las guías integradas (está en inglés): https://eccguidelines.heart.org/index.php/circulation/cpr-ecc-guidelines-2/
Y podéis ver y descargar el documento completo publicado en Circulation para adultos aquí y para pediatría aquí.

Cambios del ACLS

Los principales cambios y actualizaciones llevados a cabo sobre el ACLS corresponden al uso de antiarrítmicos tras la revisión de nuevos estudios. La mayoría no son cambios grandes y atienden a cambios en las clases de recomendación o en el nivel de evidencia.

Los principales cambios y actualizaciones llevados a cabo por AHA sobre el ACLS en 2018 corresponden al uso de antiarrítmicos. Clic para tuitear

Recomendación sobre amiodarona y lidocaína

La amiodarona y la lidocaína deben ser consideradas para la fibrilación ventricular y taquicardia ventricular sin pulso que no responden a la desfibrilación. Estas drogas podrían ser particularmente útiles en pacientes con parada cardiorrespiratoria (PCR) presenciada en los que el tiempo de administración del fármaco es corto (Class IIb, LOE B-R).
Antes solo decían que la amiodarona podría ser considerada en las mismas arritmias descritas anteriormente y que no respondían a RCP, desfibrilación y vasopresores. Y decían que la lidocaína podía ser considerada como una alternativa a la misma pero con un nivel de evidencia distinto: antes Class IIb, LOE C-LD y ahora class IIb, LOE B-R (se pasa de datos limitados a randomizados).
Introducen este cambio en el algoritmo de PCR normal y en el circular recomendando amiodarona (ya estaba) o lidocaina como alternativa (la lidocaína antes no aparecía) pero lo siguen haciendo tras la tercera descarga.
Los estudios disponibles no demuestran una  mejora de la supervivencia al alta  hospitalaria (ni una mejora neurológica al  alta). Pero si aumenta el porcentaje de pacientes que tienen una  recuperación de la circulación espontánea (RCE) en aquellos a los que se les administró amiodarona o lidocaina en comparación con placebo.

Recomendación sobre el magnesio

No se recomienda el uso rutinario de magnesio en la PCR en pacientes adultos. Pasamos de Class III: No Benefit, LOE B-R a Class III: No Benefit, LOE C-LD).
Nos dicen también que el magnesio puede ser considerado para torsades de pointes (por ej, TV polimórfica asociada a un intervalo QT largo). Pasamos de Class IIb, LOE C a Clase IIb, LOE C-LD. La redacción de esta recomendación se ajusta a las pautas de la AHA para el ACLS 2010. Esa pauta es: bolo IV o IO de sulfato de magnesio de 1 a 2 g diluidos en 10 ml de SG 5%.
El cambio solo afecta a los niveles de evidencia basados en nuevos estudios que confirman que no se debe usar de forma rutinaria.

Recomendación sobre antiarrítmicos tras la inmediata recuperación de la circulación espontánea en el adulto

Betabloqueantes
Hay evidencia insuficiente para apoyar o refutar el uso rutinario de la administración temprana (en la primera hora) de betabloqueantes tras la recuperación de la circulación espontánea.
Antes nos decían que había inadecuada evidencia para apoyar el uso de betabloqueantes en las misma circunstancias descritas arriba. Pero nos decían que, sin embargo, podíamos considerar iniciar o continuar una dosis oral o intravenosa de betabloqueantes en paradas debidas a FV y TVsp.
Nos dicen que no hay nuevos estudios sobre este tema pero que han hecho una evaluación detallada de la literatura ya disponible para simplificar la recomendación anterior. Y al final no han podido dar ninguna recomendación ni nivel de evidencia nuevo por no encontrar suficiente evidencia para hacerlo.
Lidocaína
Hay evidencia insuficiente para apoyar o refutar el uso rutinario de la administración temprana (dentro de la primera hora) de lidocaína después de la recuperación de la circulación espontánea.
En ausencia de contraindicaciones, el uso profiláctico de lidocaína podría ser considerado en circunstancias específicas (como durante el transporte de Servicios de Emergencias Médicas) cuando el tratamiento de la FV/TVsp recurrentes podría resultar un desafío (Class IIb, LOE C-LD).
No han revisado nuevos estudios para este tema y como sigue habiendo insuficiente evidencia, solo recomiendan que su uso podría ser considerado para esas situaciones especiales.

Cambios en el algoritmo

Han realizado dos cambios tanto en el algoritmo normal como en el circular. Han añadido la lidocaína al lado de la amiodarona y han introducido su dosis.
En la frase: “rotar a la persona que comprime cada 2 minutos o antes si está fatigado” han cambiado la palabra rotar por cambiar.

Nuevo algoritmo de ACLS de AHA 2018 con pequeños cambios respecto al anterior

Cambios PALS

Los cambios realizados para soporte vital avanzado pediátrico han sido fundamentalmente la modificación de algún punto del algoritmo para que haya menos diferencias entre adultos y pediatría.

Uso de fármacos antiarrítmicos durante la reanimación por fibrilación ventricular y taquicardia ventricular pediátrica

Recomendación amiodarona y lidocaína
No hay cambios respecto a 2015: en el caso de la fibrilación ventricular y la taquicardia ventricular sin pulso refractaria, se puede utilizar amiodarona o lidocaína (Clase IIb, LOE C-LD).
A diferencia de las revisiones anteriores, en 2018 solo se han considerado estudios pediátricos. No se identificaron estudios para abordar el uso de fármacos antiarrítmicos después de la reanimación por paro cardíaco. Respecto a la recomendación de usarlos en la PCR solo se identificó un estudio en el que se compararon los resultados asociados con el uso de amiodarona o lidocaína para la reanimación intrahospitalaria por paro cardíaco. El estudio no encontró diferencias significativas en la supervivencia al alta hospitalaria en pacientes que recibieron amiodarona versus lidocaína. Por lo que ahora se puede elegir entre las dos.

Cambios en el algoritmo

  • Introducen en el punto de la medicación de la PCR detrás de la amiodarona, “o lidocaína” y ponen las dosis.
  • En el apartado de AESP/asistolia, en el recuadro 10, a la frase “Considerar vía aérea avanzada”, le añaden “capnografía”.
  • El recuadro 12 cambian el punto 1 que decía “asistolia/AESP: 10 u 11” a “Si no hay signos de RCE, vaya a 10 u 11.”
  • También en el recuadro 12 unifican  el segundo y tercer punto por uno solo que dice “si RCE vaya a algoritmo de cuidados postparo cardíaco”.­

Nuevo algoritmo PALS de la AHA 2018. Se han llevado a cabo pequeñas modificaciones

 

Puedes ver el documento oficial aquí:

Última actualización: 6/11/2018 a las 12.15 h

Deja un comentario